Hoy es un gran día, hoy es el día en que vas a empezar a aprender crochet con el método Harper Hook.

Hacer crochet es bastante fácil. Pero, ten en cuenta que tus manos no están acostumbradas a hacer los movimientos que requiere. ¿Por qué te digo esto? Porque, por experiencia, la primera vez que coges la aguja te verás poco… digamos “habilidosa”. No pasa nada. No le des mayor importancia. No te exijas demasiado. El crochet se aprende practicando, por repetición. Tienes todo el tiempo del mundo.

“Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes”
Maestro Yoda

Lo vas a hacer, porque quieres y puedes. Yo lo sé, y dentro de poco tú también.

¿En qué consiste el Método Harper Hook para aprender crochet?

El método Harper Hook se divide en niveles, y los colores de las agujas de crochet representan el nivel:

A medida que vayas avanzando en la escala de colores, tu conocimiento sobre crochet será mayor.

¿Qué destrezas aprenderás en cada uno de los niveles?

 

Blanca: los básicos:

Cadeneta
Punto bajo
Punto raso ó enano

Amarilla: la familia de los altos:

Medio punto alto
Punto alto
Punto alto doble

Naranja: jugando con los puntos:

Reducir puntos
Aumentar puntos
Unir dos partes de un proyecto
Rematar un proyecto

Verde: anatomía del punto:

Punto bajo delantero
Punto bajo trasero
Punto centrado
Punto alto delantero
Punto alto trasero

Azul: el círculo mágico

 

Marrón: técnica tapestry

 

Negra: un universo de puntos:

Punto garbanzo
Punto palomita
Punto cangrejo
Punto fleco
Y un sinfín de puntos más… una vez tengas la aguja negra, podrás seguir y seguir atesorando nuevos puntos.

¿Cómo conseguir la AGUJA BLANCA?

He preparado 3 mini tutoriales en los que aprenderás cómo hacer:

Una cadeneta
Punto bajo
Punto raso o enano

Coge tu kit de los buenos comienzos, saca la aguja de crochet y el hilo, y ¡manos a la obra!. Y repite y repite. Tienes que acostumbrar a tus manos y a tu cerebro a realizar los movimientos rítmicos del crochet.

¿Qué he aprendido yo sobre aprender a hacer crochet?

 

Hilo:

Cualquier fibra es bienvenida. Elige un color claro, con el negro y el azul marino cuesta identificar los puntos al principio.

Aguja crochet:

Para empezar, escoge una aguja de crochet no demasiado fina (te recomiendo 8, 9 ó 10 mm), te resultará más fácil identificar los puntos.

Tiempo:

Dedícale 3 minutos. Mañana 4. Pasado 5. Y pasado mañana otros 5. Poquito a poco. No hay prisa. Ya vamos todo el día corriendo, amodiño (como dicen mis queridos gallegos).

Lugar:

Escoge el lugar que más te apetezca. Se trata de que pases un rato tranquilo y sólo para ti.

¿Estás listo?. ¡Comienza la aventura! ¡Qué emoción!.

Un beso muy fuerte y carpe diem,

 

Marta

@harperhook


Carpe diem, quam minimum credula postero

Share: